Entrevista a Arania con Cámara “El arte es mi motivo diario”

Charlamos con Ainara, querida fotógrafa de nuestro staff, antes del Festival que tendremos el sábado en Club Morrison y donde estará exponiendo parte de su trabajo

Por Martin Silva

Arania con Cámara es la definición artística de Ainara Romero, que además de realizar fotografías es cantautora y muchas cosas más. En esta entrevista repasamos algunos aspectos de su trabajo detrás de la lente, la concepción del arte y de cómo es trabajar y crecer con las bandas del conurbano sur.

Salir a caminar para buscar una imagen, una idea, un sentimiento y un motivo: “captar como pequeñas postales de cosas, encontrar similitudes. Buscar y encontrar esos puntos clave en los que pueda transmitir mis obsesiones”.


La Linterna: ¿Por qué te dedicas a la fotografía?

Ainara Romero: Porque fue una de las maneras en que, en momentos difíciles, pude encontrar refugio. Me gusta poder transmitir lo que las personas están viviendo en un momento dado y dejar plasmado ese instante. Desde muy chica me gustaba la fotografía en papel y que me traiga recuerdos del tipo “uy, mirá lo que pasó tal día”. Esa fue una de las razones a la hora de elegir esta profesión.

LL: ¿Qué diferencia encontrás con otras ramas artísticas que también incursionas cómo la música?

AR: La fotografía logra plasmar lo que siento y lo que sienten lxs demás por sobre todas las cosas. Mi visión desde el lado del espectador. La música es liberadora y es una manera de proyectar lo que realmente pienso. La música y la fotografía se conectan en la intimidad que se genera con unx otre. Pero la música transmite algo en el instante y la fotografía logra transmitirlo una vez revelada, en el momento en que el receptor la ve. Una cosa no quita la otra: se trata de generar una sensación.

LL: En algún momento dijiste que salías “a buscar” espacios o situaciones. ¿Qué lugares transitás en esa búsqueda y cuáles te gustan más?

AR: Me refiero a poder pensar y caminar lugares. Me gusta captar como pequeñas postales de cosas, encontrar similitudes: una señalización de bicicletas y dos bicis andando, o una casa llena de ramas que transmite una especie de encierro y sensación de claustrofobia. Me interesa buscar y encontrar esos puntos clave en los que pueda transmitir mis obsesiones. Calles, barrios, lugares turísticos, no turísticos, donde pueda meterme, son mis lugares de búsqueda.



LL: Trabajás con varias bandas independientes de la zona. ¿Cómo es trabajar con ellas? ¿Cuáles recomendarías?

AR: Es gratificante. Poder trabajar con ellas es también poder trabajar con el éxtasis que se generan en cierta parte de las canciones. Conectar con le artista y lograr capturar la esencia. Que sea lo más real posible. A medida que los trabajos avanzan, se va generando una especie de intimidad, de vínculo y de afinidad con las bandas.

Personalmente me gustan y recomiendo Impulso Doppler, Un Cortometraje, Nahuie y The Empáticos, todas bandas de zona sur. Recomiendo todas las bandas con las que trabajé, jaja. Siempre me trataron excelente.

LL: ¿Qué equipos, materiales y técnicas usas? ¿Por qué las preferís por sobre otras?

AR: Trabajo con una Nikon D90 y dos lentes: el 1855 (el lente kid) y otro de 50. Me gustaría tener una de 35 mm. Por el tipo de trabajo que hago, bandas y eventos sociales (casamientos, bautismos, etc.), me es práctico ese material a la hora de trabajar. Lo analógico me gusta pero ahora me inclino por lo digital porque es de lo que dispongo. Cada técnica tiene su encanto. Con lo digital es la instantaneidad de sacar una foto y poder verla. Y lo analógico tiene ese suspenso de ver cómo salió la foto, si salió bien, con alguna mancha, etc. Con lo digital me gusta trabajar los balances de blanco, la temperatura, los filtros, las sombras, las luces.

LL: ¿Cómo y dónde te formaste?

AR: Hice un curso de Iniciación de Fotografía en una pequeña Sociedad de Fomento en el Cruce Varela. Luego me formé en talleres de cada especialidad: de foto producto, de Photoshop, de marketing, etc. con los que fui instruyéndome más allá de las bases que tenía.


LL: ¿Qué fotográfes considerás tu influencia?

AR: Considero que no tengo mucha influencia a la hora de trabajar, sí inspiraciones a la hora de la edición. Si bien me gusta ver los ángulos y qué logra captar cada une, hoy en día estoy más enfocada en encontrar una marca, un sello que me identifique en la edición. Podría nombrar a @jazminn.ph (hace una fotografía más angelical, tenue y con tonos pasteles), a @fvckksociety (que es un fotógrafo español, que tiene unos filtros increíbles), @peggyshootsfilm (fotógrafa estadounidense que hace puestas en escena muy buenas, me gusta mucho la iluminación que utiliza), @phleococa (fotógrafo de bandas en vivo de zona sur; hay que ser muy ágil y rápido para captar el vivo y Leo lo logra con facilidad) y @lepcore (es más grunge, ella saca también a bandas en vivo). Mis inspiraciones van por el lado de la esencia que logran captar les fotógrafes y la personalidad única que logran forjar.

LL: ¿Cuáles recomendás seguir su trabajo?

AR: Recomiendo a @ph.redox, (un chico de Quilmes, no logro entender cómo hace para que lo simple salga tan mágico; su técnica fotográfica es buenísima, merece más reconocimiento del que ya tiene). También a @fotografianeptuniana, @capturas.nomades y @kalaca.studio

LL: ¿Qué es el arte para vos? ¿Qué función cumple en tu vida?

AR: El arte para mí sinceramente lo es todo. En cierta forma me salvó la vida. Cuando no encontré mucho sentido por el cual seguir, me refugié en el arte. Así empecé con la música, con los grupos de coros. Luego arranqué con la fotografía que fue algo de lo que me aferré en un momento muy crucial en el que no sabía si podía volver a cantar. La incorporé a mi vida. El arte es mi motivo de cada día.

IG: https://www.instagram.com/araniaconcamaraok/?hl=es

Deje su comentario

No se publicará su e-mail. Los campos obligatorios están marcados con un *.