Entrevista a Perro Fantasma Canciones y estrategias para el fin

Días antes de su visita a Buenos Aires, hablamos con el grupo rosarino Perro Fantasma. Descubrí el secreto detrás de esos cuentos melancólicos para bailar.

por Claudio Kobelt

Su música es un synthpop seco y envolvente que seduce e intriga. Sus canciones no alardean ni exageran, carecen de parafernalia, e inducen tanto al baile como a perderse en un viaje quieto por su poética elocuente. Una comunión de letra y música que logra generar pequeños e íntimos cortometrajes para nuestro cine personal. Hay algo misterioso, inefable, en la propuesta de Perro Fantasma, el grupo de Rosario, Santa Fe, que durante el 2020 sacó uno de los mejores discos de estos años oscuros de pandemia, y que muy pronto visita Buenos Aires, más exactamente el 4 de diciembre en el Club Cultural Matienzo para una velada que compartirán junto a Antolín.

Tuvimos la oportunidad de hablar con Pauline Fondevila, cantante, tecladista y compositora en Perro Fantasma para saber más tras este gran tesoro musical, y sus respuestas nos dieron pistas para entender mejor. Cuando le preguntamos acerca de las influencias y referencias sonoras de la banda, contesta que fue “la música de los 80 más que todo”, y cuando le pedimos una definición del grupo dice sin más “Melodías simples, letras directas, economía de recursos.”

Si bien sus integrantes provenían de joyas muy disimiles del under rosarino como Guerrilla Espiritual, San Dimas, Cursi y Melancólico, y Chimo, entre otros, nada anticipaba lo que entregarían en su primer disco, editado en el 2017 vía el impecable sello discográfico Polvo Bureau, titulado, justamente, Perro Fantasma, un registro fascinante que con un electro post punk minimalista y suave, y una historia dulce susurrada en la penumbra, ya sentaban las bases del imaginario que hoy los caracteriza: Relatos de travesías sobre ruinas hacia un lugar de luz.


En plena cuarentena del 2020 sale, también por Polvo Bureau, Corazón y Alma, su segundo Lp, un trabajo que muches consideran premonitorio por sus letras sobre apocalipsis y reconstrucción; y donde su estilo se profundiza añadiendo algunos detalles de luces y sombras que potencian la obra. Intentar definirlos es pensar en una mezcla entre Galaxie 500 con Los Punsetes, Molly Nilson con La Bien querida, Entre Ríos con Srta. Trueno Negro, Los Encargados con Mazzy Star… podríamos seguir intentando el coctel y no estaríamos dando en el sabor de esta saudade esperanzada a media luz, como el recuerdo de una sonrisa que se empieza a esfumar. Melancolía a discreción.

Con motivo de su próximo show en Bs. As., charlamos con Pauline que nos contó todo lo que necesitamos saber sobre el grupo que necesitamos escuchar: Perro Fantasma.

La Linterna: En el 2020 salió su segundo disco, Corazón y Alma, que fue editado en los primeros momentos de la pandemia en nuestro país, en plena cuarentena. ¿Cómo fue la decisión de lanzar el disco en ese contexto? En el álbum, justamente, hay una sensación de final, pero sin pesimismo ni distopías. Quizás hasta era salvador lanzar el disco en ese momento.

Pauline Fondevila: Fue toda una coincidencia pero creo que al final para nosotres fue buena. No se puede ignorar que las letras de ciertos temas resuenen con la actualidad, y bueno, queremos pensar que es algo más bien logrado de nuestra parte, de haber sabido entender nuestra época. Somos optimistas a pesar de todo, no podemos evitar pensar que un mundo mejor, un nuevo mundo está por venir, porque también un viejo mundo está por morir, y que hay una revolución más o menos visible en marcha.

LL: Se puede percibir que más que un grupo son como cuentacuentos, storytellers sensibles y enfocados en compartirnos esos relatos tan internos como universales. Y no es solo la lírica, es la forma de narrar, los sonidos, el ritmo, el clima… todas piezas que forman parte de la transmisión de la historia hacia les espectadores, asistiendo a eso que cuentan, como viendo una película. ¿Qué piensan de esto?

¿Hay una búsqueda consciente en el momento de la composición e interpretación, pensando en lo que esa canción necesita, o en este punto de su carrera es algo que sale más natural y no tan trabajado?

PF: Si, la idea de relato es muy importante para mí. Es cierto que trabajo los textos con recursos a veces cinematográficos o al menos narrativos. Me gusta dar lugar a descripciones, por ejemplo, para hacer aparecer un paisaje, plantar un decorado, sugerir un clima con unas palabras que inmediatamente apelan a un imaginario común, como “Pampa” por ejemplo, y si allí pones un personaje galopando con el pelo al viento, creo que la escena ya se arma sola. Me gusta también que las canciones estén habitadas por personajes, que también trato de hacer aparecer con algunos detalles, o con un nombre propio como “Diego y Karina”. ¡Me parece bien que me consideren narradora, casi más que cantante!

Cuando Fede (Colombo, el otro compositor del grupo) me propone una base musical trato de ver qué clima narrativo me sugiere, y trabajo a partir de esto. Cuando soy yo la que lleva un tema, que es solo una melodía de voz, ahí supongo que opera al revés, Fede (que también es nuestro productor y arreglador) trata de traducirlo en términos sonoros.

LL: Hablando de las letras de las canciones, hay historias de bandidos, de la ciudad destruida, de atravesar La Pampa a caballo, sobre sobrellevar los domingos…siempre como en una búsqueda de libertad, estabilidad, y paz emocional. ¿De qué hablan las canciones de Perro Fantasma?

PF: ¡Me gusta esto de libertad, estabilidad y paz emociona! Quizás sería esta tensión entre la necesitad de aventura y las obligaciones de la vida real, algo así. Puede ser que hablan de como une se inventa una especie de destino a pesar de todo lo que está marcado por la sociedad. De tratar de ubicar este pequeño pero existente margen donde podemos torcer el curso de las cosas y hacer lo que queremos. Que a veces pasa por dejar todo e irse muy lejos y otras veces simplemente en repensar sus domingos y dedicarles una actividad artística… estrategias de vida para encontrar su lugar o inventarse uno.

LL: Hay una expansión sonora y climática en Corazón y Alma respecto de su anterior trabajo. ¿Cómo fue trabajado y pensado ese aspecto?

PF: Fue bastante producido como el primero, de forma muy casera. Pero sí, por ejemplo grabamos unas guitarras eléctricas que no había en el primero. Lo que si puede pasar es que los temas estén un poco más unidos entre sí, temáticamente, y que dé la sensación de más contundencia que el primero, ¡pero no estoy tan segura tampoco!

LL: Pauline, sabemos que sos escritora, dibujante, animadora, artista visual… ¿Qué encontrás de diferente (y/o complementario) en la música, en la composición y en la interpretación, con tus otras formas de expresión y trabajo? ¿Qué te permite, da (o niega) ser cantante y compositora?

PF: ¡No soy animadora! Solo hice un video clip en colaboración con la animadora Estefanía Clotti. Sería muy largo contestar propiamente a una pregunta así, pero si, es algo así, construyo mi mundo usando todos estos lenguajes sin pensar mucho. Soy muy inquieta y no me gusta quedarme en el mismo lugar, sea geográficamente o artísticamente. Tengo la fantasía de estar en todas partes, de no renunciar a nada. Por supuesto corro el riesgo de hacer todo medio rápido, sin profundizar, pero me hago cargo, no poseo ninguna técnica perfectamente, pero hago todo con mucho compromiso. Las canciones, los libros, los dibujos, creo que doy vuelta a las mismas cosas, que uso todos esos recursos para entender algunas cosas sobre mí y sobre el hecho de estar acá, en cierto lugar, en cierta época, en cierto momento de vida, y en cierto momento del mundo.  


LL: Desde Buenos Aires, la movida de música alternativa e independiente rosarina se ve súper activa, diversa, con muchas propuestas y trabajo, y bastante unida. ¿Cómo la ven ustedes desde dentro?  ¿Se sienten parte de la misma? 

PF: Si, hay muchas bandas, y seguro no las conocemos todas, aunque somos de salir a ver recitales, tratamos de estar atentes a la música que se hace hoy en nuestra ciudad. Seguro hacemos parte de la escena rosarina, totalmente, es donde producimos, y tenemos un pequeño pero muy cálido público que nos sigue desde el principio.

LL: ¿Hay algún grupo o solista de la ciudad que consideren afín, no solo en sonido o estilo, sino en búsqueda y propuesta? ¿Qué les gusta que nos pueden recomendar?

PF: ¡Muches! Matilda, Bubi Vayins, Maia Basso, Mi Nave (que no toca más pero que fue una banda cómplice), Queridas, Hombre de Color… ¡estoy olvidando un montón por supuesto!

LL: La fecha del 4 de diciembre en Buenos Aires la comparten con Antolín, que -si bien sonoramente son muy distintos- los hermana esa melancolía dulce y poética sin lamentaciones, esa “nostalgia del futuro” como dice él en una de sus canciones. ¿Cómo se da ese vínculo y cómo surge lo de hacer la fecha juntos?

PF: ¡Amamos a Antolín! Yo en particular me siento muy hermana de él, que también dibuja, escribe y canta, compartimos el mismo editor (Ivan Rosado) y de manera general creo que tenemos una manera similar de apropiarnos de los lenguajes, desde la ingenuidad y la sencillez. Y después si, temáticamente también, nos hallamos totalmente en su mundo melancólico. Lo invitamos a tocar para abrir nuestro show por todas esas razones, porque sabíamos que podría funcionar muy bien. ¡Y estamos súper felices que haya aceptado!

LL: ¿Cómo está formando el grupo hoy? ¿Cómo se presentarán en Buenos Aires?

PF: Carla Colombo: teclados, Fede Colombo: bajo, German Bertino: Guitarra eléctrica y coros, Pauline Fondevila: voz y teclado, y Francisco Castells: visuales

LL: ¿Qué sigue luego de esta fecha para Perro Fantasma?

PF: Sigue un tiempo de estudio, tenemos que grabar nuestro próximo disco, de cual ya tenemos casi todos los temas arreglados, compuestos y escritos.

LL: Para agitar la espera a su show en el Matienzo ¿Cómo es un show en vivo de Perro Fantasma?

PF: Es sonoro y visual, la parte visual es muy importante y la trabajamos un montón. Son proyecciones atrás nuestro, realizadas por Francisco Castells a partir de mis dibujos, que van desarrollando un relato paralelo al de la canción, que van contando todo lo que no se puede decir con palabras.


Sábado 04/12 – 22:30 Hs.

PERRO FANTASMA + ANTOLÍN

En Club Cultural Matienzo: Pringles 1249 – C.a.b.a.

Entradas anticipadas: $500 en Passline

Escuchar Perro Fantasma: Spotify / Bandcamp / YouTube

Seguir Perro Fantasma: Facebook / Instagram

Ph de Portada: Giulia Antonelli 


Recordá que podes apoyar a La Linterna y su periodismo autogestivo invitándonos un Cafecito en: https://cafecito.app/lalinternanoticias

Deje su comentario

No se publicará su e-mail. Los campos obligatorios están marcados con un *.