Música: Entrevista Con ustedes: Cursi No Muere

Desde Tortuguitas, Luca Daniele nos comenta sobre el presente de Cursi No Muere, banda de hardcore que conocimos en el Robin Fest de octubre. Y que aprovechamos para presentársela.

Por Martin Silva


Cursi No Muere fue una grata sorpresa que nos dejó el regreso del Robin Fest de finales de octubre. Llegaron con su propuesta en ciernes. Hardcore con reminiscencias de las varias y buenas bandas de la década de los ‘90. Aunque la construcción del sonido fue más espontaneo que previsto: “Puede ser que el sonido que tengamos lleve a pensar en referencias a los noventa, nos lo han dicho en alguna ocasión y eso nos llevó a buscar esas bandas que nos mencionaban. Hicimos el camino inverso y está muy bueno”, dice su cantante Luca Daniele. Lo acompañan Matías Gigena en batería, Federico Torres en bajo y Sebastián Vásquez en guitarra. 

La formación oriunda de Tortuguitas, al noroeste del Gran Buenos Aires, tuvo su debut discográfico en 2015 con el EP Robar flores del cementerio. La continuidad se dio en 2017 con otro EP, Perdidos en traslación. El trabajo de larga duración llegó en 2019 con el disco Valientes quienes corren. Una línea de continuidad con la métrica acelerada, bases poderosas y machaques de guitarra que terminan de configurar un sonido potente. Las voces despliegan su lírica, personal e introspectiva, a veces a gritos ahogadas, a veces en el susurro.


La Linterna Noticias: El sonido de la banda se podría ubicar estilísticamente en el Hardcore de los ‘90 ¿Cuál es específicamente su búsqueda sonora?

Luca Daniele: A la hora de componer y de hacer sonar los instrumentos nunca estamos pensando en eso, siempre se da de una manera muy natural. Cada uno de nosotros cuando toca para Cursi toca de una manera característica, como nos gusta a nosotros. Si nos gusta cómo suena entonces seguimos y si no buscamos por otro lado.

LL: ¿Tienen conexión con otras bandas locales?

LD: Sí, por supuesto. Con el paso de los años nos hicimos muchos amigos y las bandas con las que compartimos tenemos una gran relación. Bandas como Wrrn, Montegrande, Portland, BB Estás Muerto o Rosamonte, solo por nombrar algunas. Si bien no hacen el mismo estilo, eso es lo mejor. Pero podemos convivir en un mismo espacio y sentirnos muy a gusto. Creo que poder lograr algo así es muy valioso. 

LL: ¿Tienen material para editar o por grabar?

LD: Este fue el año en que volvimos a juntarnos a tocar después de más de dos años sin hacerlo. El primer proyecto era ese: volver a tocar. El segundo sí ya es volver a componer canciones nuevas para, en algún momento cercano, entrar a grabar. Tenemos algunas ideas y eso nos entusiasma mucho porque nos gusta lo que nos estamos encontrando. 


LL: En cuanto a las letras de las canciones, tienen un carácter más personal aunque lo social siempre está. ¿Eso es algo que decidiste/dieron que sea así?

LD: Desde un principio siempre supimos que queríamos hacer música que se centre en los sentimientos más que nada. Es la esencia de lo que hacemos y lo que preferimos. Lo social nunca se nos puede escapar porque estamos atravesados por ello. 

Durante el show que dieron en Florencio Varela, el cantante agradeció la invitación rememorando su visita como espectadores del último Robin Fest en Bosques. Hay una conexión entre los dos álbumes de BB Estas Muerto y las tres ediciones de Cursi. Como lo hay también con varias bandas que barrio por barrio ejercieron y continúan la militancia autogestiva, en una versión local y regional de hazlo tu mismx.

LL: Se les vio con mucho entusiasmo por participar del Robin Fest y con BB Estas Muerto, ¿cómo llegaron a entablar esa relación?

LD: A BB Estás Muerto los conocemos de la época de los Robin Fest. Éramos muy chicos y viajamos mucho para ir hasta Bosques. Luego nos fuimos cruzando cada tanto, compartíamos recitales y pegamos buena onda. Nos entendíamos muy bien. Ellos volvieron a organizar conciertos y empezaron a contar con nosotros. Ahora que volvimos a tocar, volvió el Robin y fue muy lindo regresar a donde comenzó esta relación con ellos. 

LL: ¿Tienen algunos recitales de aquí en adelante?

LD: Sí, estamos organizando el cierre de año y algunos viajes por provincias. Aún no podemos decir mucho, no por mantenerlo en secreto sino porque no está del todo confirmado así que mejor no asegurar nada. 

Lo que sí está más que confirmado es el recital organizado por Fix me Zine en La Cultura del Barrio el domingo 20 de noviembre en el que vamos a compartir con Mia Wallace, Los Reyes Están Muertos (ambas bandas vienen desde Mendoza) y Montegrande. 

El año de Cursi parece estar un poco a contramano de la realidad de muchas otras formaciones. Y es que tener la posibilidad de reencontrarse y volver a hacer música tal vez sea de la mejor manera de rehabilitar el espíritu.

LD: Volvimos a tocar después de más de dos años. En el medio pasó una pandemia, estábamos algo alejados. Lo más importante es que nos reencontramos, pudimos sentirnos bien juntos. Meses después, en agosto, volvimos a tocar en vivo y fue increíble la recepción que tuvo. Reencontramos a mucha gente que no veíamos hacía tanto y también nos encontramos con gente que nos conoció durante la separación y fue muy loco eso, había muchas caras nuevas. 

Y Luca Daniele remarca por si no nos hubiera quedado claro. Un buen año, en medio de tensiones y presiones (de las malas), es algo para festejar. Más aun cuando de música se trata: “¿Cómo nos está yendo en este año? Nos reencontramos entre nosotros, volvimos a tocar con las bandas que nos gustan, tenemos planes para seguir haciendo cosas. Son motivos más que suficientes para encontrarse agradecidos”.


Deje su comentario

No se publicará su e-mail. Los campos obligatorios están marcados con un *.